Dice la Wikipedia que la creatividad es la capacidad de generar nuevas ideas o conceptos, de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales. Se usa como sinónimo de términos como pensamiento original, imaginación constructiva, pensamiento divergente o pensamiento creativo. (…) La creatividad, como ocurre con otras capacidades del cerebro como la inteligencia y la memoria, engloba varios procesos mentales entrelazados que no han sido completamente descifrados por la fisiología.

Definición

El diccionario de la RAE define la creatividad como la facultad de crear o la capacidad de creación. El verbo crear significa en su primera acepción producir algo de la nada. Por consiguiente resulta obvio que la creatividad es una cualidad fundamental en el arte. Sin ella no existirían los edificios, cuadros, esculturas, poemas, novelas, sinfonías, sonatas… y tantas obras con las que deleitar nuestros sentidos.

Ser humano, ser creativo

El ser humano es creativo por naturaleza. La creatividad es nuestra capacidad para transformar voluntariamente la realidad. De hecho, la necesidad de crear surge -en mayor o menor medida- en todas las personas. Eso no quiere decir que todas tengan (o se concedan) la oportunidad de expresarla a través de la creación artística.

La creatividad en nuestras vidas

Por tanto, la creatividad no es patrimonio exclusivo de los artistas. Todos nos enfrentamos a diario a situaciones que requieren respuestas creativas. Un médico que atiende a un paciente con una patología que no responde a la medicación habitual, busca otra alternativa. Un maestro al que no funciona su típica explicación de un concepto con un alumno, tendrá que buscar un nuevo enfoque. En ambos casos, la solución que se plantee dependerá de tres factores básicos:

  • la experiencia
  • los conocimientos previos; y
  • la capacidad para aplicarlos en contextos distintos a los habituales.

En música (como en el resto de las artes) sucede algo parecido. Cuando empezamos a pensar en una obra nueva, nos basamos en los materiales que conocemos y hemos trabajado previamente. Las melodías, ritmos y progresiones armónicas que hemos estudiado, escuchado y analizado influirán en nuestra producción.

Los estudiantes de composición disponen de más herramientas que los que se proponen hacer música sin tener una formación específica. Pero cualquier persona que cante o toque un instrumento es capaz de inventar o componer una pieza musical. Del mismo modo que un niño puede escribir redacciones, cuentos o poemas con el vocabulario que conoce. 

Creatividad y educación

Keith Swanwick: Música, pensamiento y educaciónKeith Swanwick nos advierte en su libro Música, pensamiento y educación sobre la falta del desarrollo de la creatividad en el modelo tradicional de educación musical. Según este prestigioso especialista en psicología y educación: “la enseñanza de la música ha tendido hasta hace relativamente poco tiempo a excluir los verdaderos elementos del juego imaginativo (creación, composición e improvisación) y en su lugar se ha orientado al dominio de destrezas de ejecución, apreciación y escucha de la música en público, siendo todas ellas propuestas imitativas por antonomasia”.

La creatividad en la filosofía de Global Piano Studio

En Global Piano Studio creemos que el desarrollo de las habilidades creativas en la enseñanza instrumental tiene innumerables beneficios pedagógicos. Estos son solo algunos de los más importantes:

  • mejora la comprensión de las obras que estudia e interpreta;
  • enriquece el vocabulario armónico, rítmico, melódico;
  • si se escriben las piezas compuestas, amplía el conocimiento del lenguaje musical;
  • influye positivamente en la motivación al estudio del instrumento;

 

Llama ahora
Si estás interesado en recibir clases de piano en Tenerife
Pulsa para llamar (679 891 230)

Deja un comentario