La lectura a primera vista es una de las habilidades más importantes que debe desarrollar cualquier músico. Puede que para nosotros los pianistas esta sea, además, una de las destrezas más complejas. ¿Por qué? Porque siempre debemos leer dos pentagramas al mismo tiempo y casi siempre en dos claves distintas. Para entender lo complejo que resulta, prueba a leer simultáneamente dos líneas de texto en idiomas diferentes. Difícil, ¿verdad?

Una habilidad fundamental

Normalmente, un alumno principiante aprende en pocas clases las primeras notas en las claves de sol y fa. Además, las relaciona con las teclas correspondientes del instrumento. Pero llega un momento en que la identificación de las alturas y las duraciones de las notas no es suficiente.

Para realizar un progreso adecuado y preparar obras nuevas en un tiempo razonable es imprescindible un buen nivel de lectura. De lo contrario, tendremos que dedicar la mayor parte del tiempo de clase a «descifrar» las notas de la partitura. Por otra parte, para poder hacer música de cámara -y disfrutar con ello- una lectura fluida resulta fundamental.

La lectura musical: un proceso evolutivo

Tal vez no lo recuerdes, pero cuando aprendiste a leer, empezaste por las letras (vocales y luego consonantes). Poco a poco te enseñaron a juntarlas formando sílabas y después palabras. Con el tiempo, empezaste a reconocer y comprender el significado completo de las primeras oraciones. A medida que aumentó tu experiencia lectora empezaste a leer y comprender textos cada vez más complejos. Hoy identificas inmediatamente frases y combinaciones de palabras que has visto muchas veces. Incluso eres capaz de deducir el significado de palabras y expresiones nuevas a partir del contexto.

Pues eso mismo es lo que deberías hacer cuando lees música. Evidentemente, es importante conocer las notas y su posición en el pentagrama en las distintas claves que manejamos. También las figuras y silencios, además de las indicaciones de dinámica, expresión, tempo, articulación… Pero para leer con fluidez una partitura es necesario desarrollar un tipo de lectura más global. Para lograrlo debes aprender a identificar automática e intuitivamente:

  • intervalos (movimiento conjunto, saltos de 3ª, 6ª, 8ª…);
  • patrones (escalas, arpegios, acordes…);
  • contornos melódicos (ascendente, descendente, ondulante, en terrazas…).

Regularidad y constancia

Para mejorar tu lectura a primera vista necesitas regularidad y constancia. Tienes que leer música nueva cada día. No basta con las piezas de repertorio que estés trabajando en clase.

En Global Piano Studio dedicamos una parte de cada clase al trabajo de la lectura a primera vista. Intentamos además concienciar a nuestros alumnos de la importancia de una buena lectura. Una lectura global, que integre todos los elementos de la partitura. Y les animamos a incluir este trabajo en su rutina de práctica diaria.

Hay muchos libros de ejercicios para desarrollar y afianzar una buena lectura a primera vista. Estos son algunos de nuestros favoritos: 

  • Improve your sight-reading! (Paul Harris – Faber Music)
  • Joining the Dots (Allan Bullard – ABRSM)
  • Piano Safari Sight-Reading Cards (Katharine Fisher – Julie Knerr)

  

Llama ahora
Si estás interesado en recibir clases de piano en Tenerife
Pulsa para llamar (679 891 230)

Autor: Ismael Perera Hernández

One thought on “La importancia de la lectura a primera vista

Deja un comentario